NAVIDADES ESPAÑOLAS EN VERANO.

Se acercan las fiestas mas polémicas del año, esas en las que los creyentes del significado real de las mismas, se quejan del reclamo comercial en el que se han convertido, y los no creyentes, aprovechan para tomarse unos días de vacaciones y hacer otras cosas.
Mi opinión personal de estas fiestas es un tópicazo, creo que es la época perfecta para que madres, tías y abuelas, saquen a relucir las lecciones aprendidas con Carlos Arguiñano, y ceben a sus familias hasta que les salga la comida por las orejas, aunque la otra opción sea ir a comer un fabuloso menú en un restaurante de cocina moderna, y volverte con hambre y sin dinero. Por otro lado, es también el momento ideal para alicatarte en los bares de turno, y comprar lotería hasta de la asociación protectora de los gusanos de seda, que al parecer, tienen las papeletas a buen precio.
Por todo esto, aquí lanzo mi propuesta, que no es otra, que celebrar las navidades en verano. Y mis motivos son los siguientes:
– Aunque ya hay un pueblo pionero que celebra las campanadas en verano, centralizarlas el 15 de agosto, y tras las uvas, bajarlas con una horchata, en el caso de los mayores, o un mojito para los mas modernos.
– Las cañas de nochebuena el día 10, estas serían antológicas con una temperatura de 42 grados a la sombra, y si en navidad haces el gilipollas por Madrid con un gorro de papa noel, bien podrías ir en verano con tus chanclas y sin camiseta por el Paseo de la Castellana, acompañada de tu último bikini de flores, o tu bañador de surfero por la Plaza de Callao (Esto último hay algunos que ya lo hacen )
– El decorado cambia, Santa Claus vestiría con neopreno y tabla de surf, imaginaros al gordito de La Ponia como una morcilla de burgos, siendo guiri se pondría también chanclas…con calcetines, y los renos a la mierda, todo enganchado de una zodiac. Brutal ¿A que si? Los reyes magos irían con gafas de sol y las capas serían toallas del Algarve, Baltasar con rastas y Melchor y Gaspar vestidos de egipcios…por ejemplo. Además se le sacaría mas rendimiento a los camellos, que no se que coño pintan en Enero con el frío que hace.
– Para el final lo mejor, la fiesta de fin de año, todos a Ibiza, cotillón y barra libre 200 euros, el mismo precio que ahora pagarías un día normal en las discotecas de la isla, solo que justificado. Y la cena en la playa, o en una casa rural de Asturias, aunque el problema lo veo para dormir en verano tras zamparte una fabada y unos chorizos a la sidra.

Espero que no os guste mi idea, se me ha ocurrido cuando estaba aburrido y no sabía que escribir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s