MADRID, LA CIUDAD ENCANTADA.

Madrid

Madrid

Muchos han sido los años que he pasado fuera de mi ciudad natal, Madrid. Si bien, me han valido para poder apreciarla mucho mas cuando he vivido lejos de ella. Me fui siendo un esclavo del pensamiento general y mediático, diciendo que era una ciudad llena de tráfico, obras, y ansiedad, ¡cuanto me equivocaba!
En esos años, a parte de sacar el máximo provecho de los lugares donde he vivido, mi mente fue cambiando para poder apreciar las grandes virtudes de la capital. Muchas fueron las tardes que pasé, pensando que me faltaban momentos por compartir con la Villa.
A mi vuelta, a principios de este año, me prometí que le sacaría el máximo rendimiento a esta nueva estancia, y hasta ahora lo estoy cumpliendo.
Mis conclusiones no pueden ser mejores, estoy viviendo una segunda etapa en la que he vuelto a una ciudad de mil caras, de edificios de mil clases, colores y épocas, a una ciudad que se deja ver bella y elegante luchando contra el ruido y la polución. He visto un lugar del que todos se quejan y en el que todos quieren vivir. Algunos dirán que están aquí por trabajo, para no reconocer que unas cañas el Domingo en la Latina son puro arte. Otros clamarán por su mala suerte porque han sufrido otro atasco en la M-30, y no apreciarán la ventaja de un café recién hecho, en sus movidos bares, antes o después del trabajo. Así podría estar todo un día.
Soy de los que dicen que la capital hay que disfrutarla, la amplitud que nos ofrece Madrid nos lleva a ser la ciudad con mas robos, violencia, y algún que otro pero, lo que seremos incapaces de ver es la belleza de las obras de arte ¡ÚNICAS! que reposan en El Prado, la inmersión en el pasado que crea una vuelta por el renovado arqueológico, o lo entrañable de una visita a la Biblioteca Nacional, donde uno podría pasarse la vida entre textos y reliquias que allí se conservan.
Usted, el que por error o inconsciencia ha llegado a este blog y está leyendo estas letras, no deje de venir a Madrid si aún no lo ha hecho. Si ya lo ha hizo y se llevó una mala impresión, no se deje llevar, aquí, con todos los que habitamos este nido de asfalto e historia, las posibilidades de que le pase algo bueno, también se triplican. Como madrileño me veo en el derecho de decirle que en este lugar, muchos somos felices.

“Madrid es un amante buenísimo pero como novio es lo peor, te engaña en cuanto te despistas”

Use Lahoz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s